La Paz Noticias y Eventos

Continúa la crisis hotelera, en La Paz la ocupación de habitaciones llega apenas a 15%

En este periodo, el COVID-19 no solamente provocó la caída de la oferta hotelera y del porcentaje de su ocupación, sino que ahora está poniendo en riesgo al menos 400.000 fuentes de empleo, alertó la presidenta de la Cámara Hotelera de La Paz.

 / 24 de abril de 2022 / 08:50

Los efectos de la pandemia siguen golpeando a la hotelería en el país, sobre todo en La Paz, donde el nivel de ocupación de habitaciones apenas llegó al 15% durante el primer trimestre de este año. Ante ello, el sector pide apoyo financiero al Gobierno.

Los hoteles tienen un rol clave en la economía del turismo, la denominada ‘industria verde’, en función a los servicios que brindan, la calidad y la infraestructura para los turistas nacionales y extranjeros. No obstante, tras dos años de pandemia la situación del sector es muy compleja y aún no hay una reactivación con buenas cifras.

“El sector de la hotelería ya no es atractivo para las inversiones por las grandes pérdidas que ha sufrido en estos dos años y medio que estamos paralizados por la poca afluencia de turistas, y el mercado interno no abastece la oferta hotelera”, señaló a La Razón la presidenta de la Cámara Hotelera de La Paz, Helga Cisneros.

Como ejemplo, la ejecutiva reveló que la gestión pasada este sector hotelero enfrentó pérdidas que superan los $us 30 millones y que esta reducción de ingresos se ha repetido durante el primer trimestre de este año, debido a que el nivel de ocupación de habitaciones apenas llegó al 15%.

Fuente: CAMARA HOTELERA DE LA PAZ

A este comportamiento, dijo que se suma que empresarios están asumiendo la difícil determinación de poner a la venta los hoteles en los cuales invirtieron.

Entre los datos presentados por Cisneros (ver infografía) se observa que el nivel de ocupación de habitaciones más alto se registró en 2019, con 60%, y en 2020, como consecuencia de la emergencia sanitaria, este indicador bajó considerablemente al 5%. Sin embargo, el año pasado, pese a las medidas aplicadas para la reactivación de la economía, el porcentaje solamente trepó hasta 19%.

En los dos últimos años, los ingresos percibidos por las empresas del rubro fueron destinados, sobre todo, al pago de salarios y de servicios (electricidad, agua, internet, gas), aparte de impuestos, patentes y beneficios sociales, remarcó Cisneros, quien añadió que a pesar de la difícil situación, los proveedores no han considerado un descuento al gremio; al contrario, los montos facturados no cambian pese a la baja ocupación de habitaciones.

Para el Gobierno, la recuperación ya se siente en el sector. A comienzos de mes, el presidente Luis Arce destacó que en enero el valor de las ventas en los hoteles se incrementó 22% con relación al mismo mes de 2021, facturando $us 6 millones. El transporte aéreo subió en estos indicadores 113% y $us 27 millones, respectivamente. Muestras de un buen panorama para el turismo.

En este periodo, el COVID-19 no solamente provocó la caída de la oferta hotelera y del porcentaje de su ocupación, sino que ahora está poniendo en riesgo al menos 400.000 fuentes de empleo, alertó la presidenta de la Cámara Hotelera de La Paz.

“Hemos ido reduciendo personal al mínimo y toda esa gente se está quedando sin empleo, esto va en desmedro de estas personas porque el sector hotelero emplea a bastantes mujeres que en su mayoría son cabeza de hogar y están siendo afectadas”, subrayó.

Eso no es todo, ya que este gremio económico no cuenta con incentivos o estrategias que le ayude a palear este mal momento, para continuar en operaciones. Por ello, hasta la fecha cerraron un 40% de los socios a esta Cámara regional, comentó Cisneros a La Razón, quien prevé que esta nómina continuará aumentando.

“A esto se suma lo que estamos atravesando, las empresas legalmente constituidas debemos luchar contra la ilegalidad y la informalidad que ha crecido desproporcionadamente a vista de las autoridades, las que no están realizando el control respectivo de certificados de bioseguridad con los que deberían contar todos los establecimientos de hospedaje turístico y la documentación pertinente para operación”.

De acuerdo con los datos de esta entidad, entre 2018 y 2019 un abanico de empresarios del rubro llevó a cabo “fuertes” inversiones, pero al momento enfrentan “grandes” deudas bancarias por las cuales determinaron paralizar su actividad, a tal punto de pasar a un sector de riesgo en la banca.

“En el tema bancario, lastimosamente por la crisis que hemos pasado nos han puesto como un sector de riesgo, por lo que no somos sujetos de créditos bancarios”.

Ante esa crítica situación, los hoteleros demandan al Gobierno ser incluidos como beneficiarios de los Fideicomisos para la Reactivación y Desarrollo de la Industria Nacional (Firedin) con Sustitución de Importaciones (SI Bolivia).

“Durante este tiempo hemos estado haciendo una serie de pedidos a diferentes niveles del Estado, pero hasta la fecha no hemos sido escuchados”, cuestionó Cisneros, al precisar que el sector no fue incluido como beneficiario de estos créditos ante el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural. “En esa cartera de Estado nos dicen que no somos un sector productivo y que por eso no podemos beneficiarnos de los créditos bancarios con tasas bajas de intereses”.

El 17 de diciembre de 2020, Arce promulgó el Decreto Supremo 4424, a través del cual se destina Bs 911,1 millones para créditos dirigidos a personas naturales o jurídicas del sector productivo, para la reactivación y desarrollo de la industria, de tal manera que se sustituya las importaciones.

Más allá de las deudas y la advertencia de más despidos pospandemia, empresarios de este gremio entrevistados por La Razón están preocupados por lo que consideran “trabas burocráticas” en las nuevas normativas aplicadas por la Dirección General de Migración a turistas extranjeros que ingresan al país.

Se trata del Formulario Migratorio de Extranjeros que los visitantes deben llenar en el aeropuerto ni bien ingresan a Bolivia, a través de la página web de la entidad pública, en la cual deben reportar los lugares que visitan. Es un trámite observado, ya que a la par se presentarían problemas para el acceso a la plataforma.

Mientras, el sector espera todavía que los números vayan en alza, para llegar a los de la época previa a la pandemia del COVID-19.

Vía: https://www.la-razon.com/economia/2022/04/24/crisis-hotelera-en-la-paz-la-ocupacion-de-habitaciones-llega-apenas-a-15/